Actualidad, General

Camisetas, pins y ahora USB por un tubo

El Merchandaising no supone en la mayor parte de los casos una de las principales fuentes de financiación de las organizaciones pero si un pilar importante en la proyección de su imagen. La elección de productos también ha evolucionado desde las eternas camisetas, las gorras, los pins y por supuesto las tecnológias de las alfombrillas de ratón y más recientemente los pinchos USB. De todas maneras si por algo se caracteriza el merchandaising no lucrativo desde mi punto de vista es que peca de conservadurismo y el diseño se olvida en aras del coste unitario.

Primero cabría preguntarse el porqué queremos hacer material promocional, si sólo tenemos en cuenta la pura y dura captación de fondos y pensamos que en el momento que pongamos las camisetas en el mercado nos las quitarán de las manos, estamos muy equivocados porque los márgenes son muy estrechos y con el beneficio poco vamos a poder ejecutar. No debemos olvidar la competencia, que en este sector existe y mucho. El consumidor no solamente tiene delante tus camisetas, tiene las de otras veinte entidades con sus filias y fobias.

Qué soporte vamos a utilizar?. Es una buena idea hacer alfombrillas para el ratón cuando infinidad de proveedores te las regalan?. Es rompedor hacer llaveros para venderlos por 1 € o es más adecuado encargar piruletas para poder distribuir gratuitamente entre niños/as. En mi experiencia siempre he tenido en cuenta las siguientes variables antes de decidirme por un producto:

  • Soy partidario del regalo y no de la venta. Los margenes son escasos y debe primar la imagen de marca.
  • Que el soporte sea original en a medida de lo posible. A veces un simple bolígrafo con un diseño original tiene un coste razonablemene bajo y el resultado es óptimo.
  • Hacer un estudio previo del merchandaising del resto de entidades
  • Que sea un producto manejable, facilmente empaquetable y distribuible

Defiendo la distribución gratuíta de ciertos productos, pongamos un ejemplo. En nuestras empresas cuando un proveedor nos hace una visita y nos entrega un bolígrafo, un calendario, un pincho USB…en nuestra cabeza no cabe que a continuación nos diga que el pack cuesta 10 €. Y no lo entenderíamos porque su empresa subsiste gracias a los clientes y nosotros somos uno de ellos. Extrapolando: quienes son los clientes de una entidad?. A esos que dan aportaciones puntuales o son socios no podemos ofrecerles algo representativo de la entidad de manera gratuíta?. No todo es pedir, a veces es dar…mejor dicho muchas veces es dar. Claro que decir esto y que algunas entidades anquilosadas en prácticas de mediados del siglo XX es como citarle el ajo a Drácula.

Planifiquemos señores, planifiquemos hasta el objetivo de encargar unas alfombrillas de ratón. Para ayudar en estos menesteres, la Asociación Española de Fundraising acaba de editar una guía sobre Venta de material promocional. Se puede descargar aquí.