General

La gestión de los otros RRHH

Muy posiblemente este sea el último post antes de tomarme unas merecidas y cortas vacaciones profesionales, pero tranquilos todos y todas serán muy cortas y practicamente inapreciables.

Llevo unos cuantos post escritos sobre la Gestión de Entidades no Lucrativas, sobre la profesionalización de las mismas, sobre la planificación de iniciativas, sobre comunicación, sobre relaciones laborales….y revisando el histórico he echado en falta un tema importante, esencial para el desarrollo de las actividades y sobre todo para el impulso de iniciativas. Me refiero a los otros Recursos Humanos de las entidades: al voluntariado. El voluntariado es un elemento clave de participación e implicación social. Aporta valores, ideas, reflexiones, recursos, y, en definitiva, es un generador de capital social. El origen y en la esencia de las Entidades sin Ánimo de Lucro en muchas ocasiones (casi en la mayor parte) está en el voluntariado. Constituye una acción que responde a una implicación respecto del entorno y la sociedad en general.

Como comentaba, multitud de organizaciones se constituyen a partir de la voluntad de un grupo de personas que sienten la necesidad de desarrollar una labor orientada hacia una misión concreta, para cuya consecución se asocian. Así pues, las entidades nacen como espacios de participación ciudadana, como una forma de compromiso con la sociedad. La necesaria profesionalización del tercer sector no significa que el espacio para el voluntariado haya disminuido. Existen multitud de entidades formadas totalmente por personas voluntarias, y otras que combinan voluntariado con personal remunerado.

Pero no son considerados Recursos Humanos, los departamentos que llevan este nombre se refieren en exclusividad a la Gestión de Profesionales. Se supone que por similitud con la empresa privada, ya podían también haber copiado otras cosas!!!!!!. Es por ello que en muchas entidades la filosofía y el buen hacer de la misma siempre se queda en la puerta de los Departamentos de RRHH.

Pero sin embargo la Gestión de Voluntariado es imprescidible. Es la “otra” Gestión de RRHH o la Gestión de los “otros RRHH”: Captación, Formación, Desarrollo del trabajo, Participación (esto a veces poco y mal)…. son tareas de los responsables de gestión de voluntariado.

A pesar de las similitudes, existen diferencias respecto a la gestión tradicional de RRHH, la principal es que debemos tener en cuenta que son un grupo de personas que dejan su tiempo libre, es decir no están sujetos a un horario laboral aunque sí deben y tienen que cumplir una serie de compromisos con la entidad y sobre todo con los beneficiarios de su actividad. Otra diferencia es la gestión de los tiempos, indudablemente es más lenta y trabajosa. Respecto a esto último y para finalizar, me vienen a la memoria una expresión que siempre tenía en la boca una excompañera de trabajo que dirigía el área de voluntariado: “Hay que tener en cuenta los tiempos del voluntariado, porque son más lentos”. Lo cómico era que cada vez que pronunciaba esta epitáfica expresión, éramos muchos los que pensábamos que escondía y excusaba su escasa productividad, algo que era claro y manifiesto.