Business, Social Media

Las relaciones personales en el mundo Social Media

adiccionTras un mes sin escribir en el blog, vuelvo a la buena costumbre de actualizar periodicamente este medio. Los/as que me seguís en otros canales os habreis dado cuenta que junio fue un intenso de viajes, promociones y también intenso en otros aspectos que en mayor o menor medida tienen relación con el mundo 2.0

Para los que nos movemos en este mundillo, por lo menos desde hace unos años, gracias a la red, y con un uso racional por supuesto, hemos conseguido reunir un grupo de amistades incluso por momentos más fuertes que las amistades venidas por el mundo 1.0 En estos momentos por mi parte puedo asegurar que mantengo mucha mayor relación con personas del entorno virtual que con el entorno real. Bien es cierto que siempre me preocupé de intentar conocer a las personas que están detrás del nick de twitter o de la foto de Facebook y un puñado de ellos hemos conseguido afianzar una amistad que de otra manera (sin lo Social Media) sería prácticamente imposible haber encontrado.

Si nos parásemos a pensar el número de veces que interaccionamos diariamente con alguna gente quedaríamos sorprendidos del nivel de complicidad que podemos llegar a conseguir a cientos de kilómetros. Tenemos la necesidad de saludar en Facebook. Esa primera actualización de la mañana a la que nos gusta que nos respondan y en la que empezamos a entablar el primer diálogo del día. O esos buenos días en Twitter en los que no buscamos menciones como piensan algunos, si no simplemente acordarse de alguna gente.

Aguantarnos todo el día pegados al iPhone o al portatil debe ser duro, pero se ha convertido en nuestra forma de vida y en nuestra forma de entender la vida. Hace pocos días en una conversación de café una persona que precisamente conocí hace tiempo por culpa de lo 2.0 me decía que se “estaba desenganchando”. Mas bien creo que los que llevamos un tiempo estamos racionalizando su uso. Con el tiempo hemos aprendido a diferenciar lo que queremos difundir en la red y lo que nos reservamos para nuestra esfera personal. Pero aun así el 2.0 sigue siendo nuestra forma de vida.

Pensemos por un momento una temporada sin wifi, sin 3G y por ello sin acceso a la red. Lo aguantaríamos?, si no nos queda más remedio …. pero desengancharse totalmente, durante por ejemplo unas vacaciones, sin mostrar a nuestros amigos lo que estamos viendo, lo que estamos comiendo o las posibilidades que tiene nuestro lugar de veraneo en mi caso es casi imposible.

Porque en resumen es una forma de vida. No sólo es trabajar en Social Media, es vivir en el Social Media.