Actualidad, Empresa

MI JEFE ES UN PSICÓPATA

Tranquilo todo el mundo, solamente es el título de un libro que hoy vi en la estanteria de la FNAC y no pude evitar llevármelo, eso sí pagándolo antes. Sentí un impulso irracional, primario.

No es que mi jefe sea un psicópata, sobre todo porque en estos momentos soy mi propio jefe, pero sí que he tenido alguna experiencia e este tipo, la más reciente más que psicopatología era una simple demencia senil. Eso sí, demencia muy consciente y plagada de mala leche que roza el mobbing. Pero que al final lo piensas y llegas a la conclusión que como decía un cura que me daba clase de niño “bastante tiene con ser como es”. En el infierno, si existe, tiene un lugar reservado aunque hasta el último momento intentará convencer a San Pedro de que es un buen hombre con un gran corazón.

Pero si que he tenido un ejemplo de este tipo de psicopatología, en altas jerarquías deslocalizadas que aunque pensaba que no me estaban mirando, sí que lo estaban haciendo y afilando los cuchillos para cuando fuese necesario.

Todo esto viene a que el libro está en mi casa y aun siendo un advenedizo, ha pasado por delante de otros y es el siguiente en la lista de las lecturas. Proximamente la reseña.