Mañana jueves empiezo mis clases en el Máster de Cooperación Internacional que anualmente organiza la Universidad de Santiago de Compostela. Es una cita anual que verdaderamente me causa muy buenas sensaciones sobre todo porque cuando pasado el tiempo y estos chicas y chicos van adquiriendo responsabilidades en administraciones, organizaciones o en el terreno, te sientes ciertamente realizado si piensas que has tenido algo que ver en su formación en esta materia. Este año es una cita especial, porque estamos sumidos en medio de una crisis humanitaria en Haiti y lógicamente estoy adaptando los contenidos para contextualizarlos a la actualidad. Por eso me permito hacer esta reflexión sobre la emergencia en Haiti con la que más o menos empezaré mis clases. Son solamente un par de folios, demasiado para una entrada en el blog, desde aquí podeis acceder al texto.

 

1

General

Hoy toca un poco de autobombo. En el último número de la revista Tempo Exterior, publicada por el IGADI (Instituto Galego de Documentación Internacional) aparece un artículo escrito mano a mano con Xosé Mª Torres, buen amigo y actual Presidente de la Coordinadora Galega de ONGD, que con el título de “A cooperación internacional do bipartito (PSdG-PSOE e BNG): Crónica dun desencanto” analiza las políticas en materia de Cooperación Internacional llevadas a cabo por el anterior gobierno gallego. Este artículo constituye el primer estudio y acercamiento , escrito a pocos meses del cambio de gobierno y describe una panorámica de la Cooperación Internacional al Desarrollo durante el gobierno bipartito (PSdG-PSOE y BNG) de la Xunta de Galicia, entre 2005 y 2009. A partir de un breve repaso histórico y del estado de la cooperación gallega hasta el año 2005, se exponen las expectativas que despertó en el sector el cambio de gobierno y la aprobación del I Plan Director cuatrienal. Asimismo se analizan algunos instrumentos de la cooperación indirecta como son las convocatorias públicas de ayudas. Respecto a las ONGDs, como agentes fundamentales del sector, se realiza un análisis sobre su número en Galicia, la financiación autonómica durante este período y su participación y rol en el Sistema Gallego de Cooperación. Del resto de agentes se proporciona una visión más sucinta, destacando sus elementos propios valorativos. Para terminar, se ofrece una relación de los avances conseguidos y de los retos pendientes en materia de Cooperación Internacional al Desarrollo.

No puedo olvidar que en este mismo número de Tempo Exterior, Emilio M. Martínez Rivas presenta un trabajo titulado “Na difícil procura dun Sistema Galego de Cooperación ao Desenvolvemento” en el que también analiza este período.

Y por último: NO NOS OLVIDEMOS DE HAITI

0

Actualidad, Empresa

Es algo que nos rondaba la cabeza desde hace un tiempo y por esto de no lanzarse a la piscina y porque el día a día en nuestros respectivos trabajos nos comía lo habíamos ido postponiendo. Pero este verano, una serie de circustancias hizo que nos pusiéramos de acuerdo en la puesta en marcha del IESI, INSTITUTO DE ESTUDOS SOCIAIS E INTERNACIONAIS.

La razón es clara. En Galicia, al contrario que en otras comunidades españolas (no sólo me refiero a Madrid o Catalunya) carece de entidades que atesoren conocimiento en temas sociales y de cooperación internacional. Por un lado hay una serie de entidades, que funcionan exclusivamente como consultoras pero que no generan el necesario know-how. Este espacio que podría ser ocupado por las Universidades Gallegas a través de grupos de investigación, tampoco se han desarrollado. Las ONG, atesoran realmente el know-how en Galicia respecto a estos temas pero pecan de endogamía y de poco intercambio de experiencias y conocimiento y ya por último la administración pública presenta importantes carencias en dotación de personal.

Con este planteamiento, que practicamnente no ha variado en los últimos años en Galicia, un grupo de profesionales procedentes del Tercer Sector, con responsabilidades no sólo operativas sino también estratégicas y directivas, con experiencia en trabajo en Administraciones Públicas, con experiencia en la ejecución de proyectos en Países en Vías de Desarrollo, con experiencia de trabajo en el terreno y sobre todo con un gran conocimiento del sector social y de la cooperación ponemos en marcha el IESI.

Estudios y publicaciones. Planificación estratégica y evaluaciones. RSE. Asistencias técnicas. Actividades formativas especializadas y de investigación. Esto es el IESI.

Y después de este período de constitución, con el nuevo año estaremos en la calle.

1

El Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) ha presentado el informe “La Acción Humanitaria en 2008-2009: la ayuda resiste a la crisis”, editado en colaboración con Médicos Sin Fronteras (MSF) con el fin de analizar la evolución del sistema internacional y español de ayuda humanitaria. Entre sus conclusiones, destaca que la financiación internacional de la ayuda de emergencia se mantuvo a pesar de la crisis, una buena noticia que sin embargo se vio empañada por la persistencia de desastres complejos olvidados por los donantes, y por las crecientes amenazas contra el trabajo de las organizaciones humanitarias.

En el caso concreto de España, en 2008 se imputaron más de 404 millones de euros a este tipo de ayuda, un incremento financiero considerable desde el año anterior que sin embargo aún no se ha visto acompañado de una definitiva consolidación institucional que la sitúe en una posición estratégica, y no lateral, en el seno de la Cooperación Española.

Este quinto informe del Observatorio de la Acción Humanitaria aborda, además de la evolución de la Ayuda Humanitaria internacional y española, cuestiones como el escenario de seguridad internacional en 2008, el contexto jurídico, el fracaso de la lucha contra el hambre y la necesidad de nuevas políticas contra la desnutrición infantil, los desafíos planteados por los movimientos de población, o las dificultades para la ayuda humanitaria en contextos autoritarios, así como crisis concretas como Colombia y la Franja de Gaza.

Se puede descargar aquí.

0

Los Créditos FAD (Fondo de Ayuda al Desarrollo), esas herramientas tan odiadas por los que nos movemos en el sector de la Cooperación al Desarrollo, han sido modificados por el gobierno. Los Créditos FAD son meros instrumentos de exportación, son créditos concesionales otorgados a países en vias de desarrollo para la compra de bienes y servicios del país prestatario (en este caso España) y que permiten que las empresas españolas penetren en mercados “emergentes” y que estos estados puedan acceder a estos bienes en unas condiciones ventajosas. La realidad era bien distinta, y estos créditos sirvieron para al penetración de multinacionales españolas (no hay tantas) en mercados sobre todo americanos o bien para realizar obras son mucho sentido “solidario” o de “desarrollo” como venta de armas o construcione sde infraestructuras con una viabilidad algo más que discutible. Uno de los episodios más tristes fue que parte de la ayuda enviada a los damnificados del Tsunami de 2004 se enmascaró como créditos FAD o bien el pago con estos fondos de la famosa cúpula de Barceló en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra.

Con la crítica a los Créditos FAD de ninguna manera pongo en duda su existencia, sí que critico (y siempre lo he hecho en diferentes foros) que estos montantes sirvan para incrementar el porcentaje de AOD de España. Porque son otra cosa.

Ahora el gobierno ha desdoblado los FAD en dos nuevas herramientas:

  • Fondo para la Promoción del Desarrollo (FONPRODE)
  • Fondo para la Internacionalización de las Empresas (FIEM)

Con el compromiso de que solamente el FONPRODE sea considerado Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Un gran avance sin duda. Más información en el suplemento Negocios de EL PAÍS

 

0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies