Lecturas

Y AHORA QUÉ HAGO?

Esa es la pregunta que me hice hace un par de días cuando acabé el tercer volumen de Millenium, La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire. No lo leí, literalmente lo devoré. Y sus más de ochocientas páginas guardan la mejor narrativa de la trilogía. Una trilogía que no es realmente una trilogía, como comenté en un post anterior, es una novela en tres volúmenes. En este último se cierran todas las tramas y Lisbeth Salander comienza una vida “normalizada”. Pero indiscutiblemente sin la prematura muerte de Stieg Larsson, tendríamos más entregas de las aventuras y desventuras de Salander.

Después de leer Millenium 2, concluyes un poco desconfiado porque la calidad de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina es inferior al de Los hombres que no amaban a las mujeres, y te planteas si el tercer volumen seguiría el declive. No es así, en Millenium 3 se recogen los mejores momentos de la novela negra de los últimos años. Las diferentes tramas y subtramas que se entrecruzan y concluyen; y todo esto sin que practicamente Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander estén en contacto (físico).

Todavía entristecido porque no habrá un Millenium 4 y con muy buen sabor de boca, me encuentro en la tesitura de decidir mi siguiente lectura. Tengo varias posibilidades, siempre dentro de la novela negra, de las que tengo varios ejemplares en las estanterías:

  • Henning Mankell, con Kurt Wallander
  • Patricia Cornwell, con Kay Skarpetta
  • Donna Leon, co Guido Brunetti

A esta  lista puedo añadir:

  • El Símbolo Perdido de Dan Brown, me lo he bajado en pdf y no pienso comprarlo por ahora
  • Yo Mato de Giorgio Falletti, aconsejado desde Facebook. También me lo he bajado, aunque éste puede ser comprado.

Terrible decisión, hasta que me decida no cambiaré mi columna de lecturas y seguiré con la portada de Millenium 3.