Posts Tagged "management"

Hoy en el post trataremos la relación existente entre los medios audiovisuales y los cobros de las facturas.

Todo esto viene motivado por una noticia que hace pocos días leí en el que los actores y parte del cuerpo técnico de la película El Capitán Trueno y el Santo Grial denunciaban publicamente a los productores que, hablando en plata, les pagasen. De hecho una de las voces más fuertes fue la del precisamente El Capitán Trueno, o más bien el actor que lo encarna, que publicamente en su Twitter acusó al productor de no pagar.

El Capitán Trueno, era uno de mis lecturas preferidas de la infancia, junto con El Jabato, Mortadelo y Filemón y los superhéroes de Marvel (soy más de Spiderman que de Batman). Y ahora pasados los años me vuelvo a encontrar que El Capitán Trueno dice lo que uno también tiene ganas de decir: Paga.

Como si de una película de Éric Rohmer o de M. Antonioni se tratase, a veces cuando se reclama el pago de una factura ( o de varias) los silencios adquieren el valor comunicativo que se les quiere dar. Efectivamente esos silencios indican que estamos ante personas que o bien no valoran los trabajos realizados o si los valoran casi es peor.

Otro de las historietas que leía de chaval era Manolo el moroso del ático de 13 Rue del Percebe De aquella pensaba que era una exageración las artimañas que Manolo hacía para escapar y no dar la cara ante sus acreedores. Pues no es una exageración, hoy en día con la super-extra-mega interconexión que existe todavía es posible escabullirse.

En resumen, el tema de los impagos no solamente afecta a las hipotecas y los contratistas de las administraciones, si no también nos afecta a los profesionales y sobre todo nos acordamos cuando se acerca día 20 trimestral.

Que sepais que en lo social media también hay morosos, seguro que vosotros/as también los teneis. Esta semana twiteando algunos compañeros hemos comentado la posibilidad de abrir una web/blog que contengan los nombres de los morosos, estilo lista de la carnicería o de la comunidad de vecinos.

Alguien se anima!!!… mientras tanto esperando impacientemente que llegue el 20 de octubre para ingresar un IVA que no se ha cobrado y lo peor que tampoco puedes repercutir porque tus servicios la mayor parte de las veces son intangibles.

Hace unos días tocaba la visión y ahora los objetivos….pero a qué andamos??…estamos hablando de lo mismo??

A diferencia de la visión, los objetivos son cuantificables. Tanto en temporalidad como en la meta a conseguir. Puede entenderse como una concreción de la visión. Normalmente la visión se descompone en diferentes objetivos a lo largo del tiempo. En resumen podemos definir los objetivos como metas específicas, medibles y controlables, por lo que facilitan su consecución. Son una guía para la acción, ayudan a priorizar y en la asignación de recursos. Al ser medibles ayudan a controlar y evaluar resultados.

Pero cuando establecemos estos objetivos?
Fácil respuesta: posteriormente al análisis interno y externo de la organización. Herramientas de análisis las hay variadas, aunque finalmente todos caemos en las misma: Análisis DAFO y PESTEL.

Los objetivos estratégicos se deben formular para aprovechar las oportunidades, evitar las amenazas,impulsar las fortalezas y superar las debilidades.

Estos objetivos deberán ser pocos y realmente estratégicos, es decir deben anticipar el cambio y deben servir para unificar e integrar las decisiones coherentes. Así mismo permitirán la identificación de áreas estratégicas de trabajo. Una buena forma de construir objetivos estratégicos consiste en convertir las amenazas en advertencias, las oportunidades en posibilidades, las debilidades en desafíos y las fortalezas en la base edificable.

Los objetivos deben ser:

  • Susceptibles de ser medidos o evaluados.
  • Establecidos con un plazo para ser alcanzados.
  • Factibles (susceptibles de lograrse).
  • Comprensibles.
  • Y lo que es muy importante, conocidos y aceptados por todos/as stakeholders.

Una buena forma de construir objetivos estratégicos consiste en convertir las amenazas en advertencias, las oportunidades en posibilidades, las debilidades en desafíos y las fortalezas en la base edificable.

Creo que sería redundante comentar que estamos trabajando dia a día con unas estructuras cambiantes, pero a pesar de redundante es una buena manera de intentar empezar una argumentación. Así mismo, una una de las funciones fundamentales de la Planificación Estratégica es adelantarse al cambio. Comentaba en el anterior post que con la definición de la Misión estábamos pensando en el presente, pero necesitamos introducir el largo plazo, el futuro … con la perspectiva que tenemos con la Misión. De esta necesidad surge la VISIÓN. La Visión nos permite pensar en lo que queremos ser y aun no somos.

En resumen LA VISIÓN es adonde quiere llegar la entidad a partir de la MISIÓN y basándose en nuestros VALORES.

La VISIÓN debe tener un carácter motivador, debe suponer un reto para la entidad. Tiene que conferir un componente de ambición a los miembros de la organización. Y precisamente por esto, de nada sirve una VISIÓN  utópica, que nadie se cree, poco motivadora y carente de ambición. De manera similar de poco vale una VISIÓN facilona y poco motivadora. Por consiguiente, la VISIÓN es algo imprescindible si se quiere trasformar una organización y alcanzando una mejora contínua.

Cuando una VISIÓN se logra, deja de ser algo a conseguir para convertirse en ele presente, en lo que la entidad es. Es decir esa VISIÓN conseguida se convierte en MISIÓN.

En resumen una VISIÓN bien formulada debe tener los siguientes requisitos:

  • La existencia de un reto
  • Ser estable a lo largo del tiempo
  • Implicar el mayor número de recursos posibles
  • Que suponga un proyecto ilusionante
  • Que involucre a todos los stakeholders

He dejado así el título, digamos, porque apuesto que una buena parte de los lectores/as pesarán que ya de pasada me voy a referir a la película en cuestión. Pues no, lo sentimos pero no. Hoy toca referirse a intentar sintetizar en lo más concreto posible a qué queremos dedicarnos es decir vamos a intentar formular la MISIÓN de una entidad.


La MISIÓN debe delimitar exactamente y concretamente a qué nos dedicamos, cuál es nuestra línea de trabajo. No podemos analizar el entorno, reflexionar sobre las estrategias a seguir si no tenemos claro a que nos vamos a dedicar en los próximos años.
Definir una misión a priori parece una tarea fácil, pero sin embargo si nos paramos a pensar un instante y nos damos cuenta que es loq ue va a marcar la esencia de nuestro trabajo en los próximos años, nos damos cuenta que no debe ser una mera declaración de intenciones, es algo más. La MISIÓN debe expresar la situación actual, en qué vamos a trabajar, a quien nos dirigimos, nuestros valores y nuestras relaciones con los stakeholders. Para empezar lo más sencillo, es contestar a tres sencillas cuestiones, a través del concepto de negocio de Abell.

  • Qué necesidad tratamos de satisfacer?
  • A quién dirigimos nuestra actividad?
  • Cómo la realizaremos?

En resumen, LA MISIÓN enmarca cual es nuestra linea de trabajo, a qué nos dedicamos. Utilizando el concepto de negocio de Abell una entidad tiene mayor visión y flexibilidad estratégica ya que no dirigimos nuestra misión exclusivamentea un a una visión de “producto o servicio”. La MISIÓN debe ser algo concreto, medible, intentando evitar conceptos abstractos que quedan bien de cara a la población pero inútil organizativamente hablando.

Como ejemplo, vamos a acudir a una película, que no va a ser La Misión. Va a ser otra película que utilizo habitualmente para descatar un grupo con las ideas claras y una estrategia de negocio perfectamente definida en muy pocas palabras. Más claro…

 

Para el Tercer Sector la FORMACIÓN es un elemento clave que garantiza la innovación constante y la adaptación a las nuevas necesidades que surgen en nuestro entorno. Por ello desde el IESI planteamos este curso para dar respuesta a los retos futuros de las entidades mediante la innovación, la renovación y la mejora de las competencias profesionales. Planteamos esta acción formativa con el objetivo de que tenga una aplicabilidad en la práctica, conjugándolo con un formato original semipresencial y de trabajo en equipo online que implica un rol más activo y una mayor vivencia del proceso de aprendizaje.
Cada vez son mas necesarias personas con competencias para dirigir organizaciones, capacitados para motivar a los equipos y con capacidad de generar climas laborales positvos. La formación en técnicas de gestión representa uno de los retos esenciales que tiene que afrontar el sector; en el espacio de competencia en el que se mueve la mejora de la calidad de los procesos y servicios que se ofrecen es algo esencial que revierte positivamente en la atención a las/os usuarias/os.
Con este curso de especialización buscamos cubrir este deficit importante en formación y habilidades técnicas de gestión en los equipos directivos y operativos de las entidades.

Teneis toda la información a vuestra disposición aquí

Load More